Sisia travels: tiendas con encanto de la Provenza

9 may. 2017

En el último post os hablaba de los mil colores que encontré en la Provenza en puertas, ventanas y en muchos detalles. Como aunque intenté hacer un resumen, no tenía espacio para enseñaros tanto la casa en la que estuve alojada que me encantó y me quedé con las ganas de mostraros algunas de las tiendas que me gustaron en el viaje que hoy os enseño:

Terraza de Au Brin de Thym (Arles)



Nuestra primera parada fue la ciudad de Arles. En uno de los largos paseos que hicimos (buscando la fundación Van Gogh), no pude evitar pararme al ver una terraza donde daba el solecito y una señora estaba pelando guisantes super concentrada. Curiosa sin remedio, no pude evitar acercarme donde estaba y vi justo a su lado la entrada de una tienda, decorada con muebles antiguos que se había recuperado para albergar productos de la zona, láminas y posters antiguos, y bolsos artesanales. Vamos, de esas tiendas en las que me tiro horas viendo hasta el último producto. Como nos explicaron las dueñas, esta tienda es una continuación del restaurante "Au Brin de Thym" que tienen justo al lado que apuesta por una carta muy provenzal, con productos de proximidad. 





Otra tienda de la que me enamoré y a la no me pude resistir fue en Luberon. Además de por sus fantásticos colores ocres, me encantaron las tiendecitas de su centro histórico llenas de piezas de cerámica artesanal. En una de ellas,  "Céramiques du Luberon", entré de forma distraída porque aunque me gustaban mucho las piezas, vi que estaban fuera de mi presupuesto. Hasta que llegué a la altura de la caja y vi un cartelito escrito a mano que ponía: "Hola, soy Aurelien y tengo seis siete años y estas placas de cerámica las he hecho yo". 


Y ahí me quedé clavada, alucinando con la creatividad de Aurelien, que había plasmado en pequeñas piezas circulares de barro, entre pinceladas y múltiples manchas de color, animales, plantas o figuras inventadas. Tuve claro que no me podía ir de esa tienda sin llevarme alguna de ellas. Cómo no, la que me llamó más la atención fue una figura sonriente con ojos (que no sé bien que es pero la verdad poco me importa), con tonos naranjas que ahora tengo en un lugar destacado del estudio y que me hace sonreír cada vez que la veo.


En el post anterior creo que ya os comenté lo bonitas que eran las tiendas de antigüedades en Saint Remy, pero la verdad que era todo el centro de esta localidad que tenía locales llenos de encanto como la librería infantil "Cette petite librarie" decorada en la entrada como si entraras en un jardín, con unas botas de plástico de jardinero y un carrito de madera llena de plantas, y donde había un cartelito que ponía que un libro es como un jardín que llevamos en el bolsillo:

entrada de librería infantil en Saint Remy
Otra tienda que encontré muy original en Saint Remy fue ésta de antigüedades, que de una manera muy gráfica te indicaba por dónde tenías que seguir para llegar a la tienda y qué tipo de objetos podías encontrar en ella. No había posibilidad de perderse!

fachada lateral de la tienda "Noir et Blanc"
 Medio escondida en una pequeña calle en el centro de Aix en Provence encontramos "Le chat qui tricote", una bonita tienda en la que además de poder comprar lanas de marcas conocidas como DMC y otras más nuevas para mi como Dream in Colour o The Uncommon Thread y su propia marca de lana, tienen un salón de té en el que me habría pasado hora charlando con otras tejedoras y degustando alguno de los pasteles que tienen. Además organizan talleres mensuales de macramé, ganchillo o punto que como me comentaron también tienen mucho éxito con niños:





Para poder disfrutar de la Provenza de forma cómoda y que además nos quedará céntrico para realizar todas las excursiones que teníamos previstas, alquilamos un apartamento a las afueras de Aix en Provence que encontramos en Airbnb, muy acogedor con rincones llenos de encanto como por ejemplo el rincón que tenía en mi habitación, perfecto para tejer y leer. 

Alrededores del apartamento en el que estuvimos
Mi rincón favorito para tejer :)
La verdad que como tuvimos suerte y nos hizo muy buen tiempo y la terraza era espectacular, el tiempo que estábamos en el apartamento lo pasábamos en ella, comentando los pueblos que queríamos ver del itinerario del día siguiente y viendo las fotos que habíamos hecho durante el día. 




Creo que entre este post y el de la semana pasada os he transmitido lo que me gustó la Provenza :)  y eso que sólo estuve cuatro días! La próxima semana vuelvo con la temática habitual del blog.














SaveSave

No hay comentarios:

Publicar un comentario