Ikea Hack o cómo personalizar una cómoda Malm estropeada

21 mar. 2017

Hoy he decidido compartir con vosotr@s las ideas que he visto para personalizar la cómoda Malm que tengo de Ikea que está amarilla de tanto sol que le da a la pobre. Puede parecer el titulo de un programa de estos de televisión que hacen al mediodía en el que la presentadora con cara de poker dice super seria: "Hoy tenemos con nosotros a Sisia, que no sabe qué hacer con su cómoda que amarillea". Realmentey daría para un programa entero de Ana Rosa, porque me daría mucha pena tirarla al ser muy práctica.



Para prueba del estado de la cómoda aquí tenéis una foto. Está hecha con sol de tarde, que ya no le da luz directa, pero si os fijáis hay como dos tonos de la madera. Y si, aunque es un paso haber pasado del color negro-marrón que inundaban hace unos años nuestros comedores en mesas, estanterías y sillas (desde aquí oigo vuestras risillas nerviosas de "si, yo también fui víctima de la fiebre negro-marrón) al abedul claro, ahora está un pelín feúcha la pobre cómoda (para prueba del cambio de color, detalle de los dos tonos en la siguiente foto):



Así que como buena fan del DIY me puse en modo Pinterest on, es decir, a devorar las mil ideas que la gente super mañosa y fashion sube de sus muebles de Ikea para inspirarme y de momento los finalistas que pasan a la siguiente ronda para adecentar mi Malm son:

- "Mujer al borde de un ataque de nervios pon vinilo a tu Malm". Esta idea de Estilo Escandinavo parece muy sencilla de hacer y tampoco requiere que le dedique mil horas, cosa que mi impaciencia innata agradecerá. Aunque no erradica el color amarillento que no me gusta, la verdad es que puede quedar bonita.


- "Nadie hablará de nosotras cuando acabemos con los restos de Chalk Paint". Esta idea va en la linea de reciclar y aprovechar los potes de Chalk Paint que tengo en casa. Lo único que tengo que revisar es que a) la pintura no esté seca; b) que los colores que me queden combinen entre si. 


- "La niña de tus forros" o cómo forrar una Malm con tela y no morir en el intento. Esta propuesta vista en el blog de Sarah M. Dorsey ya quiere de muchas más horas, pero así haría conjunto con la otra comoda de Ikea modelo Rast que tengo hacheada con una tela japonesa y también bajaría el nivel de retales de telas que tengo en casa. 


Como veis, la primavera la sangre y las ganas de hacer manualidades se alteran. En los próximos días acabaré de pensar qué opción escoger para personalizar mi cómoda Malm. Y tú, ¿aprovechas el cambio de estación para hacer cambios en los muebles? Me encantará leer tus ideas. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario