Quién dice que tejer es sólo de abuelas o hipsters?

24 ene. 2017

Quizás te sorprenda el titulo del post pero empiezo a estar un poco cansada de los típicos artículos que dicen que tejer o hacer punto es algo de abuelas o de hipsters. Lo siento, pero como dice un chico en televisión, "a mi no me representa". Supongo que no capto la sutil ironía que subyace en los artículos en revistas de ocio y moda, ya sea en formato on-line o papel, que sentencian que es una nueva moda, como si hubiera surgido como un champiñón de la nada y que las tejedoras actuales somos todas fieles seguidoras de las tendencias actuales y no nos cuestionamos otros aspectos. 




Dejando aparte que ya es suficiente importante en estos tiempos de consumismo desaforado y sin control, que mucha gente decida revisar sus hábitos de compra, mirando dónde se fabrica la ropa que lleva, reciclando prendas dándoles una nueva vida como 2nd Funniest Thing o Numon me parece una visión simplista que el tejer, hacer ganchillo o coser sea SÓLO una moda. Por ejemplo, existen muchas iniciativas en el que se ha incluido hacer punto dentro de una acción social o reivindicativa:

-Jerseys de tricot para pingüinos. Lo leí en el blog de Dudua en 2014 y apareció en varios medios que explicaban como desde la Fundación Victoria´s Phillip de Australia se generó esta iniciativa para proteger a unas 438 aves que se habían visto afectadas por vertidos de petróleo en Phillip Island. 


-Mantas para el pueblo sirio. Como os expliqué en este post, tres tejedoras (Marta, Clara y Lucia) pusieron esta fantástica iniciativa el año pasado para recoger mantas de ganchillo o punto con las que los refugiados de Siria pudieran combatir el frío. Se llegaron a movilizar más de 4000 personas y se tejieron más de 1000 mantas.


Las 50 mantas que se recogieron en Ifil (entre ellas, la mia :) ) Fuente: Ifil

- Gorro rosa como símbolo de los derechos de las mujeres. La victoria de Trump como presidente de los EE.UU ha desencadenado todo tipo de reacciones y protestas, entre ellas la manifestación por los derechos de las mujeres que se celebró este pasado fin de semana en Washington y otras ciudades americanas como reacción a su penosa frase "grab them from the pussy" que ha incluido un elemento simbólico, un gorro rosa de punto, para dar en palabras textuales desde su web Pussy Hat Project  "una declaración visual colectiva única que ayudará a los activistas a ser más escuchados". Y lo han conseguido (en pantallazo veréis el tracker de numero de gorros que se han registrado) y muchas participantes, conocidas o no, los han llevado:

Mapa con todos los gorros de punto rosa registrados (fuente: The Pussy Hat Project)



Como veis, son tres iniciativas muy distintas entre si, pero que incluyen el punto como parte de su reivindicación, así que volviendo al titulo del post: Tejer no es SÓLO de abuelas y hipsters. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario