Reflexiones entorno a un calcetín handmade

14 nov. 2016

Hace tiempo que os quería enseñar mis progresos en materia de calcetines. Para los que seguís este blog sabéis que tejer calcetines era uno de mis propósitos crafties para este año y la verdad que aunque me ha costado lanzarme (que si hace mucho calor para ponerme a tejer con lana, que si seguro que estas agujas me van bien, si no me espero a hacer un curso), al final me decidí a probar y ha sido empezar y aunque los inicios han sido un poco frustantes (con lana demasiado gorda o con patrones en inglés), en el post de hoy os hago un recopilatorio de mis avances calcetineros:

Primer calcetín de prueba (siguiendo patrón x internet y con lana demasiado gordita)



El primer consejo para las/los que queráis probar de tejer calcetines: haced una progresión de tamaño de agujas. Es decir, si estáis acostumbradas a tejer con agujas del 12 y queréis lanzaros con vuestros primeros calcetines, haced una prueba de tejer con un 3,5 o 4 con agujas circulares. Así no se os hará tan duro el paso de unas agujas a otras. Otro consejo, invertid en unas buenas agujas! Lo agradeceréis cuando estéis en las primeras pasadas y el cable no se retuerza.

Tejer con buenas agujas y cable: imprescindible para disfrutar más 

Si bien ahora estoy tejiendo con unas agujas Hiya Hiya que me trajeron los reyes y que van muy bien, estoy pensando en pedirles este año unas Chiaogoo que he visto en Ifil y que además de ser unas agujas super ligeras, el cable no tiene memoria, es decir que por mucho que lo retuerzas no se deforma, algo imprescindible cuando estás haciendo vueltas tan cortas.

La perdición hechas agujas circulares: las Chiaogoo (fuente: IFIL)

Por supuesto para estrenarse en los calcetines, lo mejor también es empezar con patrones sencillos. La verdad que cuando compré la primera lana de Vega Knits en el salón Creativa, me encantó el patrón que me dieron con trenzas y bien largos, pero ya os aviso que no es lo mejor para una principiante como yo, que cuando llegué al talón ya quería dejar de tejer. Suerte que Marta, que trabaja en Ifil y es experta en calcetines y fair isle, me aconsejó uno más sencillo para empezar. 

Mi proyecto eterno-pendiente en cuanto a calcetines se refiere
Ahora estoy tejiendo un patrón de calcetines cortitos y así me da la sensación que voy más rápida. También ayuda si son para un pie pequeño y cómo no, la afortunada que va a tener sus calcetines handmade es mi amiga Vanessa que tiene un 35-36. La verdad que poder ir probando el calcetín a medida que lo tejes, te anima a seguir dandole a las agujas. Como veis en la siguiente foto, es pequeñito pero estoy muy contenta con el resultado (me falta el otro pie :)) :

Mi primer calcetín handmade acabado :)

Cómo no, con esta nueva afición calcetinera mi numero de lanas para este fin handmade se ha ido incrementando. Aproveché cuando Duduá organizó una cata de lanas con Greta and the Fibers y Sóc una Troca y no me pude resistir a los bonitas madejas artesanales de Laia tintadas de forma ecológica.  Ya tengo ganas de acabar los primeros calcetines, para poner a tejer con la madeja suave de Sóc una Troca. 

La infinidad de ovillos de Sóc una Troca para tejer calcetines
Madejas teñidas de forma artesanal que son una delicia
Espero que os hayan gustado mis consejos para tejer calcetines y os animéis a probar. La verdad que es el proyecto perfecto para estas tardes de frío otoñal. 








No hay comentarios:

Publicar un comentario