Nuevos detalles de mi espacio de trabajo

12 sept. 2016

Como os prometí en el pasado post, hoy os enseño las mejoras que ha "sufrido" el estudio durante este mes de agosto hechas para despejar visualmente la habitación dada la cantidad de libros que tenemos entre mi amiga Vanessa con la que comparto piso y yo. No ayuda haber estudiado Historia del arte y tener un montón de libros de la carrera y una buena colección de libros crafties que aunque dan muchas ideas también cogen espacio ;) La mesa de trabajo ya es fantástica tal y como os enseñé en este post desde la que os escribo pero quedaba pendiente otras zonas del estudio:


Ahora lo que queríamos hacer, además de ordenar los libros, era poder ver mejor las láminas que hemos ido coleccionando entre las dos. Por ejemplo, pusimos en una estantería Mosslanda pequeña de Ikea para la lámina de flamencos (es de Made with lof ) y la de la silueta azul que es de Nathalie Ouederni (comprada en el We Love Cats market). Las dos grandes son de Walk with me que ilustraran los barrios del Gótico y del Raval de Barcelona y compradas en el Festivalet. 


Con la ayuda de una librería Billy y un par de estanterías Lack todo en blanco, hemos conseguido tanto tener a mano todos los libros y recuerdos así como ordenarlos sin que se nos coma el espacio. El sofacito es el resultado de juntar un par de estantes que tenía hace unos años antes de independizarme con un colchón finito también del Ikea así como el cojín de gatos que nos sirve para leer y descansar si no queremos ponernos en la mesa de trabajo. Los archivadores de madera son de Ciclos Riera y me permiten tener ordenados los botes de pintura y pegamento.


Las estanterías que están "encima" de mi mesa también están decoradas con ilustraciones de Conrad Roset y de Agustina Guerrero así como de recuerdos (lámina con fotos que me regalaron mis primos por mis 30) y la lámina india que me trajo mi tía de uno de sus viajes. Las estrellitas verdes son el resultado de la práctica que hice con Ari de Corazón de Galleta para un taller navideño y que puse a modo de guirnalda y que enmarcan al niño gato de Vireta.


Como veis, las ilustraciones inundan el estudio y, como al menos yo no soy muy manitas con esto de colgar cuadros, las estanterías ayudan a poder lucirlas sin muchas complicaciones y nos permiten ir moviéndolas o cambiarlas de sitio como y cuando queramos sin dejar la pared como un queso gruyere. El resultado de estas mejoras da mucha luz a la habitación, no creéis? 


No hay comentarios:

Publicar un comentario