Post naranja: cómo aplicar las enseñanzas de John Cleese en un tutorial DIY

4 jul. 2016

Este post estaba previsto salir la semana pasada, después de trabajarlo a partir de varias ideas que tenía como borrador de tutoriales e ideas DIY. Porqué no salió? mi implacable autofiltro, el que dicta que todo lo que publico en el blog esté perfecto, no le dió la aprobación. La idea era buena; un tutorial sencillo, con material fácil de encontrar y con temática muy veraniega: cómo hacer un imán en forma de piña con bolas HAMA.




La idea se me ocurrió al estar haciendo una lista de platos veraniegos con mi super bloc de piñas de Charuca (como no, con lo fan que soy de ellas). Intento planificarme un poco los menús, y así al mediodía no tiro siempre de ensalada básica o pasta. 


Supongo que a estas alturas os preguntaréis: y porque al final lo publicas, si no pasó tu filtro? Porque después de leerme este articulo de la revista Yorokobu sobre el procedimiento creativo según John Cleese, he decidido aplicar uno de los 5 puntos que comentan el artículo (no tener miedo a cometer errores) y con bastante pudor, os enseño como quedó el invento: imperfecto, pero al menos creativo.




Me ha gustado mucho la recomendación que Cleese hace en este artículo sobre la creatividad en el que recomienda no ser interrumpido mientras estás dentro del proceso de creación y que éste ha de durar mínimo 90 minutos. Así que para mis próximos tutoriales y posts dejaré de lado Instagram, el móvil y demás distracciones para disfrutar del momento creativo presente. Mi siguiente proyecto: acabar estas alpargatas de ganchillo :) Y tú, ¿disfrutas o interrumpes tu creatividad?





No hay comentarios:

Publicar un comentario