Orange is my new black

8 feb. 2016

Me encanta el naranja....os lo había dicho ya? ;) La verdad que lo mío con este color ha sido una historia que empezó como algo puntual y ha ido metiéndose en mi vida de forma paulatina e irremediable.



De pequeña lo usaba con alegría para pintar las caras de mis dibujos, hasta que un día la profesora me dijo que no, que a quién había visto con la cara naranja y me dió el color carne (qué feo es por cierto, de ese color braga-faja abuelil) pero en fin, que lo dejas de lado y si además no te gusta la fruta naranja, pues menos que lo ves.

Tampoco es un color del que mi madre me comprara muchas camisetas, vestidos o pantalones, por lo que quedó abandonado. Años más tarde, viendo el programa "Colors en serie" dedicado al naranja, me sorprendió todos los matices que tenía (luminosidad, calma, positividad o movimiento continuo) y no dejaba de pensar en él...y hasta conseguí que me pintaran una pared de mi habitación de un naranja vibrante, fuerte, lleno de energía.


Y llegó el día que, a pesar que las personas de mi trabajo llevaban gafas negras, grises o como mucho azules, se me ocurrió comprarme unas gafas de montura naranja...y mi mirada cambió; o mejor dicho, la forma de ver las cosas se re-enfocó. Y esas gafas finas de color naranja cantón han acabado siendo una de las mejores elecciones personales y laborales y me sirvieron como elemento de presentación: generan recuerdo, generan curiosidad, rompen con lo habitual. Y descubro que me encanta.


Poco después me lanzo a abrir este blog y el naranja vuelve a fluir por los posts, en el diseño de las cabeceras, en las manualidades que os enseño a realizar o en los objetos que me gustan y que compro en esta tonalidad bulliciosa:









Hasta ahora que he decidido ir poquito más allá e iré introduciendo entradas en este blog que, como mis gafas, rompan con lo que se espera de un blog de manualidades; no sé todavía si serán reflexiones como ésta, o más bien ideas, libros, películas que me inspiran una mirada naranja. Me acompañas?







4 comentarios:

  1. Aquí estarem amb tu en #modeorange

    ResponderEliminar
  2. Pues mi relación con el naranja va un poco a temporadas. También tuve mis gafas con la montura en color naranja y marrón que me rompieron por cierto...y que volveré a repetir seguro!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es un color en el que cuesta un poco entrar pero que no deja indiferente. Gracias por tu comentario Elisabet :)

      Eliminar