Grises

20 may. 2015

Desde hace unas semanas transito por esta gama de color...ni blanco, ni negro: gris. Unos días un gris clarito, otros días un gris oscuro como las nubes que hoy cubren Barcelona. Cuesta no dejarse arrastrar hacia el negro ni tampoco jugar a que todo es blanco a tu alrededor y ser consciente que el gris no es un mal color.


También me sucede con el punto: o no tejo nada (otra vez negro) o tejo hasta acabar la bufanda o el cuellito que quiero regalar (blanco). Y estos días parece que juego al gris con el jersey que tengo entre manos: tejiendo poquito a poco, unos puntos un día, unas pasadas el otro, pero sin el ansia del blanco de tenerlo acabado para empezar otro ni la inactividad del negro. 


 Y como toda prueba, el bailar entre grises cuesta, sin pasar a pre-juzgarlo rápidamente y desestimar con resolución aquello que no conozco ni controlo. Hasta con el blog lo hago, subiendo dos posts por semana desde hace un año y medio (blanco) y durante estos días, ni una palabra en más de una semana (otra vez negro). 


Así que me permitiréis seguir bailando por los grises en el tejer, en el blog y en mi día a día, a un ritmo quizás lento pero bueno para mi como cuando las nubes se abren después de la tormenta para retirarse y dejar salir el sol. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario