Reflexiones crafties en torno al pan casero

16 mar. 2015

Este fin de semana he podido sacarme una espinita culinaria que tenía pendiente: hacer pan casero. Muchas de vosotr@s pensaréis, una más que nos va a martirizar con fotos de panes. Pues de momento creo que me ceñiré a las manualidades hasta que lo domine más pero os aseguro que cuando sacas el pan del horno y ves lo doradito y lo bien que huele te da un subidón que no veas.


Todavía alucinada por haber sido capaz de elaborar ese redondito y crujiente pan (soy muuuuy poco cocinitas) con la ayuda inestimable de Mon de April Kitch, lo primero que he pensado es "tengo que presentarlo con algo hecho también por mi". Y no había una mejor opción que el salvamanteles de Sachiko que bordé en Rosas Crafts.


Os hice una pincelada sobre esta técnica japonesa que me enseñó Ariadna Mateu en este post. Hoy la retomo porque creo que el hacer pan y el Sachiko tienen cosas en común: tanto en la sencillez aparente de los materiales necesarios para llevar a cabo el resultado final (aunque como siempre cuánta más calidad, mejor producto saldrá); como por la simplicidad de las técnicas.

Materiales que he utilizado para mi primer pan casero
Materiales para bordado Sashiko (fuente: Jenhewett)
Si bien en el caso del pan el método de Bertinet es por la repetición de varios movimientos en varias tandas (en este link de Mon tenéis una magnífica explicación sobre el taller de panificación artesanal al que acudió), en el caso del Sachiko es mediante la repetición de puntadas del mismo color y ancho siguiendo un patrón que se repite en varias formas.

Servidora "atacando" la masa de pan :)
Imagen del proceso del bordado Sashiko (fuente: Saké Puppets
En los dos técnicas también hay un componente zen en mi opinión, ya que es importante que te tomes tu tiempo para hacer bien iguales las puntadas del Sashiko y en el caso del pan que lo dejes reposar el tiempo que requiere. 


Como ultimo apunte, si te ha entrado el gusanillo con esto del pan, en el Pais Semanal de ayer en el hay un extenso reportaje sobre el pan casero, así que te dejo deberes. Y tú, ¿te atreves a probar?

1 comentario:

  1. Qué bonito te ha quedado el post y qué interesante la comparación de las dos técnicas...less is more, a menudo tan cierto.,.. aunque coincido contigo que a más calidad mejor producto saldrá...
    Me ha encantado y muchas gracias por el enlace... fue un placer y yo todavía estoy aprendiendo, es decir, me queda mucho por aprender, pero si hay algo bonito en esta vida es ... compartir; momentos, habilidades, comida ... enfin... gracias a ti por ser tan encantadora y dulce.

    ResponderEliminar