Ande yo caliente con mi mantita handmade y ríase la gente...

18 nov. 2014

Bien se podría adaptar el dicho popular con este tiempo ventoso que últimamente tenemos. Y que levante la mano a quién no le llega vía Facebook o Instagram alguna foto con un té calentito, una mantita y unos piececillos que se asoman…Así que para que no os quedéis con las ganas, hoy en el post nos líamos la manta a la cabeza. 



Para aquell@s que os queréis iniciar en el handmade una manta es buen proyecto (gracias a la repetición os quedará clarísimo el tipo de punto a hacer ;)). Además es tan fácil como pensar en un par de cosas:
  • Material a utilizar: algodón o lana 
  • Técnica que queréis practicar: ganchillo o punto


Una vez  lo tenéis claro, ya podéis empezar. Además de para practicar, una manta es un estupendo regalo para hacer a amigas que están embarazadas. Al bichito de mi amiga Cris le acabo de hacer  esta mantita de IFIL (he cambiado algún color respecto a la foto), pero ha quedado igual de monísima: 


Si en cambio sois impacientes y queréis avanzar rápido, nada mejor que una lana bien gordita y tendréis vuestra manta en un pis pas; eso si os pesará un poco a la hora de ir tejiéndola ;). En We Are Knitters podéis encontrar kits con todo lo necesario para tejer una mantita como ésta:


Si lo vuestro es el ganchillo os recomiendo mucho que os apuntéis al último curso que da Laura en Nido de Abeja para hacer una mantita, en la que además os enseñará todos los trucos para hacer aumentos y disminuciones. 





Ahora ya pueden ventiscas que vosotr@s ya tendréis vuestra manta a punto…sólo os quedará preparar un buen té a juego.



No hay comentarios:

Publicar un comentario