Nuevo DIY con chalk paint

30 jun. 2014

No hay dos sin tres, es lo que me iba repitiendo desde hacía días…¿cómo podía utilizar el poquito chalk paint que me queda? La solución me la doy mi sofá ayer por la tarde. Mientras iba tejiendo, el ovillo fue desapareciendo de mi vista hasta que quedó enterrado debajo de los cojines. En ese momento pensé "no estaría mal tener a la vista el ovillo a la vez que protegido". 

Foto


Y como en casa reciclamos todos los potes de vidrio de legumbres, mayonesas y aceitunas, tenía muchos candidatos entre los que escoger y hacer probaturas para mi pote craftie.


Sólo necesitáis un pote de cristal con su correspondiente tapa, pintura (yo en este caso he utilizado mi adorado chalk paint), pincel y herramienta para hacer un agujero en la tapa.


Primero hacéis el agujero en la tapa lo suficientemente gordito para que pase el algodón o la lana. Id con cuidado de no deformar la tapa para que pueda cerrar bien el pote.


Después pintais la tapa con el color de pintura que queráis o tengáis por casa. Si os apetece también podéis pintar el pote de cristal. 


En el que he hecho, he escrito "yarn"(lana en inglés), con un rotulador permanente gris plata que tenía y perfilando alguna letra con el mismo chalk paint. Así no queda duda el propósito al que va destinado. Y ya lo tenéis!

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario