Cómo hacerte un collar babero en un plis

20 oct. 2013

Desde pequeña he disfrutado con las manualidades: hacía "papa noeles" con rollos de papel y les pegaba algodón para la barba y les ponía palillos para los brazos. Después llegó la fiebre de los saquitos de arroz y me cosí como pude los míos para jugar en el patio. 

Ahora aprovecho las ideas que se me ocurren para reprovechar o crear cosas nuevas. Esta vez le ha tocado a un sobrante de tela de un vestido reconvertido en blusa. Pensé en utilizar este pedacito de tela para hacerme un collar babero y así vestir un poco las mil camisetas negras y grises de mi armario.

Este tipo de collar llevan de moda desde hace unos años: primero eran todo pedrería y brillos y ahora son más de crochet o tela.

Collares babero vistos aquí


Los materiales que necesitamos son fáciles de encontrar: papel cuadriculado, tijeras, bolígrafo, alfileres, tela, guata para hacer el babero más gordito, hilo, cinta de tela y aguja de coser. 

Lo primero que hacemos es dibujar en papel cuadriculado la forma que le queremos dar a nuestro collar:



Una vez dibujado, recortamos el modelo del babero y lo sujetamos con alfileres a la tela que queremos utilizar:



Cortamos la tela siguiendo el contorno del modelo hecho en papel. Repetimos esta operación en otro espacio de la tela, para tener dos caras del collar.


Hacemos lo mismo con la guata: prendemos el modelo en papel con agujas y recortamos. Os recomiendo que hagáis un poco más pequeña la figura en guata, para que quede bien metida entre las dos telas.


Una vez recortada la pieza en guata, la colocamos entre las dos telas y lo sujetamos con alfileres para que no se mueva mientras lo cosemos.


Sólo nos queda poner entre las telas, los dos trozos de cinta para poder anudarnos el collar y coser toda la pieza.


Y tachán!!! ya está listo. Yo de momento no le voy a poner nada más porque ya me gusta el dibujo de la tela. Si le queréis añadir cuentas de colores, sólo tenéis que coserlas o pegarlas a la tela.


No hay comentarios:

Publicar un comentario